Uno de los beneficios del coaching es que el enfoque es positivo y el trabajo es orientado a soluciones. El paciente trabaja sus creencias limitantes y rompe sus paradigmas para así tomar acción para el cambio de conducta.

El aprendizaje es un referente para el coaching. Comprender que se pueden cometer errores y que hay posibilidad de levantarse y seguir el camino a la meta es una habilidad que se desarrolla en un proceso de coaching nutricional. Además, el coaching promueve la autoresponsabilidad para conseguir resultados, ¿Cómo? Logrando tomar las riendas de tu vida.

En cada sesión de coaching se genera un compromiso de acción y en cada acción verás resultados.

Las recaídas serán tomadas ahora con más calma y con control de las emociones, pues comprenderás que si no hay recaídas no hay cambio de conducta pues no hay aprendizaje. Preocuparte por tus errores será lo mejor que te pueda pasar, pues eso es muestra de tu responsabilidad y de tu aprendizaje. Los errores y las situaciones estarán siempre, solo que ahora, con este proceso las estrategias de afrontamiento serán diferentes y por lo tanto alcanzarás el cambio. No olvides sin tropiezo no hay aprendizaje y sin aprendizaje no hay cambio.

Te invito a tomar acción ahora mismo. Visita mi página de servicios y elige el que más se adecue a tus objetivos. Da click en el siguiente enlace: https://nutriologaguiselamena.com/servicios/